Ficus Ginseng o Bonsái: Cuidados y Como Fertilizar

ficus ginseng

Ficus Ginseng

FICUS INDIA, LAURO DE INDIAS O FICUS BONSÁI

☀️🌤️ Iluminación: luz indirecta brillante o o directa exceptuando las horas del mediodía

💧💦 Riego: regar abundantemente mediante pulverización de hojas

🏝️💨 Humedad: media

❄️🌡️ Temperatura: entre 15 y 25ºC

💩🌱 Abono: según el fabricante + hummus de lombriz

😺🐶 Pet friendly: tóxica para mascotas

Características

¿Qué puede ser mejor que un pequeño árbol andante? Exacto, ¡nada! Los Ficus ginseng son uno de los mayores reclamos en cuanto a decoración de interior. Su porte con forma humanoide y sus hojas perennes de un verde oscuro lo hacen uno de los mayores protagonistas de los hogares que los acogen.

Los Ficus ginseng no son ni árboles, ni bonsáis, ni ficus, sino un híbrido fruto de la creación humana, ya que son el resultado de un injerto de ramas de ficus en una base de raíces aéreas. Su nombre esta compuesto por «ficus», debido a la especie injertada, y «ginseng», término que proviene del chino jin (hombre) y chen (planta), es decir, «planta hombre». Esto no es sino por su peculiar similitud con la figura humana, pareciendo que la planta «anda» con sus «piernas-raíces».

Además, ¡sus raíces aéreas pueden ser guiadas! Éstas crecen crecen desde las ramas o tronco verticalmente hacia abajo y cuando tocan el suelo se empiezan a convertir en fuertes raíces que actúan como pilares. Sin embargo, para poder moldearlas sin dañarlas deberemos contar de una humedad cercana al 100%. Para ello podremos usar un invernadero o una cobertura de cristal, como por ejemplo una pecera que ya no usemos.

Es originario de las zonas tropicales de Asia, requiriendo por lo tanto los cuidados de una planta tropical. De esta forma, la mejor ubicación para ellos será el interior de nuestras casas. Si bien puede crecer hasta el metro y medio de altura, podremos conservarlo en miniatura a modo de bonsái.

Todos los cuidados que tu Ficus ginseng necesita:

Si bien no es una planta fácil para principiantes, aquí te vamos a dar los consejos necesarios para que tu Ficus Ginseng viva sano y feliz, mostrándonos su belleza en su máximo esplendor. Nada es complicado, simplemente requiere más atención.

• Cuánta luz requiere

Necesita mucha luz indirecta, debiendo protegerlo de los rayos de Sol directos, ya que pueden quemar sus hojas. Sin embargo, los primeros y los últimos rayos de sol del día, los cuales son mucho menos agresivos que los del mediodía, también serán muy beneficiosos para él. Debido a ello, su ubicación ideal será al lado de alguna ventana del interior de nuestra casa.

Cuanta más luz le de, más se engrosarán y fortalecerán sus raíces aéreas, lo cual aumentará su belleza. La falta de luz hará que éstas no lleguen a un grosor considerable.

Os dejamos enlazado la mezcla del sustrato y nuestro post de sustratos. Aún así recordad que estos pequeños son árboles tipo bonsáis, por lo que usaremos materiales de pequeño diámetro.

• Cómo regar

El riego de esta planta es un tanto curioso. Si bien es exigente con los riegos por su carácter tropical, estos deben hacerse principalmente mediante pulverización de sus hojas.

También agradecerá algunos riegos ligeros sobre el sustrato, nunca sobre sus raíces aéreas, pues hay riesgo de que se pudran o se vean afectadas por hongos.

• Humedad ambiental

Necesita una humedad media, que podemos conseguir mediante la pulverización de sus hojas.

Si queremos guiar sus raíces aéreas para moldear sus formas necesitaremos una humedad mayor.

• Corrientes de aire

Es mejor evitarlas, aunque soporta pequeñas corrientes de aire no muy frío.

• Temperatura

Las temperaturas idóneas para su desarrollo son entre 18 y 23ºC, por lo que si lo tenemos en interior no tendremos problema.

Puede soportar temperaturas algo inferiores de 10ºC si no se prolongan durante mucho tiempo. Asimismo, soporta mejor las temperaturas altas si mantenemos una humedad alta.

• Sustrato

Necesita un sustrato que retenga la humedad pero que no se encharque. Una mezcla de fibra de coco o turba negra, humus de lombriz (opcional), perlita, vermiculita y corteza de pino será perfecta para nuestro Ficus ginseng.

Son poco exigentes con los sustratos, por lo que una mezcla para plantas verdes también será conveniente.

Problemas comunes

ficus robusta

Resistente a plagas y enfermedades.

Las cochinillas y los ácaros son los parásitos que más suelen aparecer. Sin embargo, son fáciles de combatirlos con jabón potásico y aceite de neem.

Para eliminarlos hay que rociar bien toda la planta por ambos lados de las hojas y eliminar bien los bichos visibles, intentando que no caigan en el sustrato. Tras rociar pasaremos un paño de microfibra, una servilleta de papel, o algo similar, para eliminar los restos de insectos y de producto, y secaremos bien las hojas.

También pueden aparecer hongos si mojamos regularmente el tronco y las raíces aéreas.

No olvidéis que también tenemos una sección de ayuda personalizada en caso de necesitar una tutoría individualizada.

Cómo fertilizar

Con un buen abono añadimos NPK (nitrógeno, fósforo y potasio) además de otros nutrientes. Esto hace que renovemos el alimento que hay en la tierra para nuestra planta, ya que al estar en una maceta los nutrientes se agotan con el paso del tiempo.

Podremos utilizar cualquier abono para plantas verdes y seguiremos las instrucciones que nos indique el fabricante. Al variar la composición entre una marca y otra, las pautas se ajustarán al producto que tengamos. Podemos alternar riegos con humus de lombriz para aumentar la biodisponibilidad de los nutrientes.

Es fundamental que no nos excedamos con las dosis, ya que podría quemar las raíces y matar a nuestra planta.

A continuación te dejamos nuestro abono favorito para todo tipo de plantas verdes y un humus de lombriz líquido con muy buena relación calidad precio. Ambos se pueden adquirir desde Amazon:

COMPO Fertilizante de plantas verdes para plantas de interior, balcón y terraza, Fertilizante líquido con potasio y hierro, 500 ml
1.275 Opiniones
COMPO Fertilizante de plantas verdes para plantas de interior, balcón y terraza, Fertilizante líquido con potasio y hierro, 500 ml
  • Plantes verdes más fuertes: Fertilizante con nutrientes minerales y...
  • Crecimiento saludable: suministro de nutrientes esenciales desde el...
  • Fácil de utilizar: Dosificación limpia y segura según las etapas I...
  • Calidad COMPO: materias primas seleccionadas según la receta original...
  • Contenido: 1 x COMPO Fertilizantes para plantas verdes, Fertilizante...
Rebajas
COMPO Humus líquido, Crecimiento sano de frutas y verduras, Apto para agricultura ecológica, 1L
210 Opiniones
COMPO Humus líquido, Crecimiento sano de frutas y verduras, Apto para agricultura ecológica, 1L
  • Estimula la vida biológica del suelo, Aumenta la capacidad de...
  • Apto para agricultura ecológica, Recomendaciones de uso: 2-5...
  • Dosis recomendada: Para vid, olivos, frutales y semilleros 20-30 ml/10...
  • Apto para usar todo el año, Modo de empleo: agitar antes de usar,...
  • Contenido: 1 x COMPO Humus líquido, Crecimiento sano de frutas y...

Cómo reproducir nuestro Ficus ginseng

Los Ficus ginseng son muy difíciles de reproducir.

En primer lugar, debemos recordar que son una especie híbrida, por lo que deberíamos tener los conocimientos para realizar correctamente los injertos.

Por otra parte, tienen un crecimiento muy lento, por lo que producir un ejemplar puede tomarte varios años, normalmente algo más de 10.

Por todo ello, y por el precio realmente económico que tienen, no te aconsejamos su reproducción manual a no ser que seas un experto.

Dónde comprar esta planta

Los Ficus ginseng son cada vez más populares, por lo que se empiezan a ver en casi todos los viveros tanto físicos como online. Su precio suele rondar entre los 15 y los 35€, según su tamaño.

Última actualización el 2022-09-24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.