Las 10 Mejores Plantas para Principiantes

10 MEJORES PLANTAS PARA PRINCIPIANTES

Cuando empieza a interesarnos el maravillosos y amplio mundo de las plantas siempre surgen las mismas dudas: ¿Qué cantidad de luz necesitan? ¿Cómo se cuándo y cómo hay que regar? ¿Con qué planta puedo empezar? En el post de hoy vamos a tratar esta última, y vamos a explicar cómo encontrar entre las miles de plantas fáciles la idónea para nuestro rinconcito verde en crecimiento.

¿Cuánta luz tenemos en nuestro rinconcito verde?

En función de la luz que vayamos a tener podemos optar por plantas más o menos exigentes. Cuanta más luz necesitan, más exigentes son por lo tanto. 

Podemos clasificar la luz en 3 tipos:

  • Luz o sol directo
  • Luz indirecta brillante (junto a una ventana donde no entra el sol).
  • Semisombra.

A pesar de que haya plantas que aguantan estar en semisombra, debemos tener en cuenta que nunca van a crecer y sacar los mismos colores que si se encuentra con más luz, ya que con más luz (que no sol directo) las hojas tenderán a ser más grandes y de colores más brillantes, o incluso pueden sacar alguna coloración.

Es muy importante saber que si una planta no necesita sol directo y le damos un sol directo muy fuerte quemaremos las hojas. 

¿De cuánta humedad disponemos?

Por lo general todas las plantas de interior necesitan humedad, siendo las tropicales de las que más. Los cactus y suculentas no necesitan nada de humedad, de echo un exceso de humedad hará que se pudran sus hojas y raíces, matando a la planta. 

¿Planta adulta o babyplant?

Las baby plantas son plantas muy jóvenes, por lo que aún no son estables. Tienen la ventaja de que son plantas pequeñas y que podemos ver el crecimiento de la misma, pero las raíces son mucho más pequeñas y sensibles, por lo que si tenemos un sustrato poco drenante y que se encharca con facilidad las raíces se pudrirán con mucha más facilidad. 

Las plantas adultas tienen el punto malo de que son más grandes, así que necesitaremos un rincón más grande para ponerla, pero son plantas estables, con raíces más gruesas que pueden soportar mejor un sustrato peor. Si queremos mantenerla del mismo tamaño que teníamos solo tendremos que esquejarla (y repartir más plantitas a nuestros familiares y amigos).

Tipos de plantas:

1. Calathea Makoyana

Calathea Makoyana

Como todas las calatheas necesita mucha humedad, riego cuando esté el sustrato seco, luz indirecta brillante o sol directo de mañana o tarde, y un sustrato drenante pero que mantenga la humedad.

A esta planta también se la suele llamar planta de la oración, porque durante la noche pliega sus hojas hacia arriba y durante el día las abre. Crece muy rápido y es una buena opción para tener una babyplant ya que es bastante resistente. 

No aguanta las corrientes de aire frías o fuertes, ni las temperaturas bajas extremas (-15ºC), por lo que es muy buena opción para tener en interior, en un escritorio, salón… Si hace mucho calor hay que aumentar la humedad para que no se quemen sus hojas. 

2. Potos

potos

Dentro de esta planta colgante tenemos muchas variedades: golden, manjula, njoy… Es una planta muy versátil ya que es de crecimiento rápido. Puedes ponerle un tutor, dejarla colgante o incluso ponerle unas guías y hacer que crezca por una pared, dando la sensación de tener un bosque en casa.

Estas plantas requieren unos cuidados parecidos a la calathea, aguantando la semisombra (aunque crecen mejor con más luz), y necesitando menos humedad, aunque les va muy bien. Con respecto a los riegos hay que regar cuando el sustrato esté seco.

3. Sansevieria

Sansevieria

Sin duda las sansevieras son las todoterreno de las plantas. Aguantan sin agua mucho tiempo, soportan desde sol directo (siempre que no sea muy fuerte) hasta la semisombra, no necesitan humedad, y encima son una familia enorme: sin duda encontrarás alguna que te guste.

Con estas plantas hay que usar macetas de terracota y vigilar cuando toca trasplantar, tienen unas raíces muy fuertes que pueden romper la maceta.

4. Cinta o Malamadre

CINTA O MALAMADRE

Junto con las sansevieras son las otras todoterreno. Quedan espectaculares en una maceta colgante o encima de un mueble alto, ya que sus hojas son muy alargadas y caen de una manera muy bonita, en forma de cascada. Aguantan muy bien el calor y las corrientes, aunque necesitan más riego que las sansevieras.

Las cintas, además, son plantas muy sencillas de esquejar, ya que sacan sus propios hijuelos, que se pueden separar y poner en tierra directamente.

5. Philodendron Brasil y 6. Philodendron neón

Philodendron Brasil

Estos dos philos son colgantes de hojas muy parecidas al poto. El Brasil tiene distintos tonos de verde en las hojas y el neón es de un verde/amarillo fosforito precioso.

Necesitan los mismos cuidados que el potos, con la única diferencia de que les gusta más la humedad. Sabrás cuando regarlo porque enrolla sus hojas. 

En el caso del neón, a más luz, más intenso será el color. 

7. Ficus elástica

ficus

Los ficus son unos arbolitos preciosos que se pueden tener tanto en exterior como en interior. Necesitan humedad y mucha luz para crecer, pudiendo soportar el sol directo si no es muy fuerte. 

Dentro de los muchos tipos de ficus que existen, el más sencillo para empezar es el que nombramos (ficus elástica), aunque el ficus robusta también tendría un nivel de dificultad muy bajo. Si queréis arriesgaros un poquito más podéis probar con el rubí y el tineke.

8. Monstera deliciosa

Sin duda una de las favoritas dentro del coleccionismo de plantas, con sus hojas grandes de un verde intenso con agujeros (los cuales desarrollan para dejar pasar la luz a sus hojas inferiores y resistir las lluvias torrenciales de su hábitat natural sin romperse). Hará de nuestro rinconcito verde una verdadera selva.

Las monsteras son plantas que necesitan un tutor para crecer rectas, ya que son plantas trepadoras. Sin un tutor las hojas caerán a los dados haciéndose una planta ancha, aunque nunca colgante. 

Debido a que tienen unas hojas tan grandes es necesario limpiarlas mínimo 1 vez al mes, ya que si acumulan mucho polvo puede impedir que la planta haga la fotosíntesis de manera adecuada.

En cuanto a sus cuidados necesitan luz indirecta brillante o directa no muy intensa, humedad y riegos cunado el sustrato esté seco. 

9. Árbol de jade

Árbol de jade

Esta planta crasa crece formando unos arbolitos preciosos. De hecho, hay mucha gente que crea pequeños bonsáis con ellos, ya que crecen rápido y si tienen una buena luz acabarán sacando un color rojo precioso en el borde de sus hojas. 

Estas plantan aguantan el sol directo (lo que hace que sean perfectas para exteriores), el frío y el calor. Necesitan muy poca agua y la propia planta te avisará del riego, ya que sus hojas se arrugarán un poquito.

10. Tillandsias

Tillandsias

Estas plantas tienen la curiosidad de que no necesitan tierra para vivir, ellas cogen sus nutrientes del aire, así que, con sumergirlas una vez a la semana en agua durante 15 minutos, y fertilizarlas cada 15 días es más que suficiente. Además quedan preciosas colgadas de un pequeño hilo del techo, parece que flotan. 

Necesitan buena luz, aunque nunca directa si es a las horas del mediodía, ya que se quemarán sus hojas. Si en nuestra casa hace mucho calor es recomendable pulverizarles un poco de agua de vez en cuando para mantener un poco de humedad, teniendo en cuenta no empaparlas.

Para regarlas y que no se pudran el truco está en una vez las saquemos del agua ponerlas boca abajo en una toalla o en un trozo de papel para que vaya escurriendo el exceso.

Últimas Plantas Publicadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *